jueves, 30 de junio de 2016

Capitulo Veintidós


Todo por el Amor II - Capitulo Veintidós






Cuando llegamos a la boutique, nos damos cuenta que Anthony no está. Convenzo a Lizzie para que lo llame y terminamos en su casa. No se como decirle, ¿cómo lo va a tomar? ¿se enfadara? No puedo aguantar mis nervios, ¿como le diré a Lizzie? Tan pronto llegamos, Emma está esperando para tomar el elevador.

-Chloe, ¿como estas? -pregunta al saludarme. Oh Dios, ella es mi tia…

-Bien -respondo inquieta. Esto es horrible… Creo que no estoy lista, no puedo hacer esto. Llegamos al piso y Anthony nos espera justo en la entrada. Lizzie se lanza en sus brazos, es algo tan dulce, pero a la misma vez tan doloroso para mi. Esa pude ser yo.

-Chloe, ¿estás bien? -me pregunta al saludarme.

-Necesito hablar contigo, es muy importante -murmuro aguantando la rabia, el enojo y la tristeza. ¿Como Kathryn no fue capaz de contarme antes? ¿Porque no lo busco? ¿Porque ella no le dijo? ¿Porque tengo que hacer esto yo?

-Vamos a mi estudio -pone una mano en mi cintura para guiarme -Emma -le habla a su hermana quien nos mira extrañada -Stacy recién fue a la piscina, llévate a Lizzie, nosotros vamos en un rato -Emma asiente y se lleva a Lizzie, aunque la terca pone mil peros… termina con su tía, con nuestra tía.


Entramos al estudio y ni se como comenzar. Estoy nerviosa, indecisa, asustada. No se como decirle, no se como reaccione… pero es ahora o nunca.

-¿Quieres algo de tomar? ¿Agua, soda, jugo, alcohol? -sonríe nerviosamente.

-Alcohol, lo que sea… creo que lo necesito -respondo decidida. Hoy es el día… hoy le digo a este hombre que soy su hija. Ya no hay vuelta atrás. Me pasa un vaso de cristal con una pequeña cantidad de líquido dorado. Me lo tomo de una probada, me quema la garganta, pero no me quema tanto como lo que vengo a decir.

-Chloe, suave… ¿está todo bien? -pregunta nervioso.

-Hable con Kathryn, acerca de ti, acerca de mi, de mis padres… -tomo aire y es como si no pudiera respirar, este secreto me esta ahogando -me contó que tus padres te enviaron a California.

-Cierto.

-También me dijo que cuando te fuiste, ella estaba embarazada -le miró directo a los ojos, mis ojos están llenos de lagrimas… esto es mas difícil de lo que pensé. Su mirada se oscurece. Está en shock.

-Yo… -titubea -yo no sabía nada, yo nunca supe nada -murmura. Se levanta y se vuelve a servir un trago, sirve otro para mi y vuelve frente a mi.

-Tus padres lo sabían, ellos le dijeron a Kathryn que abortara… mis padres la enviaron a Londres -un nudo se hace en mi garganta.

-Chloe, yo nunca supe nada… te lo juro, cuando volví la busque pero nadie me dijo nada. ¿Que paso con el bebé? ¿Que hizo Kathryn? ¿Que hicieron tus padres? ¿Porque ella no me busco? ¿Porque nunca me dijo nada? -pregunta desesperado. Bebo de un sorbo mi trago, es mi turno… Le paso las fotos de Kathryn.

-Soy yo -respondo llorando -yo soy tu hija -se queda congelado frente a mi -lo siento -me disculpo, ni siquiera se porque… No dice nada… solo me mira. No se que pensar, no se que hacer. ¿Me largo de aquí? ¿Me quedo? me pongo de pie y el me copia.

-¡Oh Dios! -exclama tomándome por la nuca, pegándome a su cuerpo y me abraza, acaricia mi cabello y enrollo mis brazos alrededor de su cintura. Lloro en su pecho de manera desconsolada, en algún momento pensé que me rechazaría, pero no fue así -siento mucho no haber estado para ti, Chloe, en realidad lo siento -murmura con voz temblorosa. Ambos lloramos y nos abrazamos lo más fuerte que podemos. De su boca solo salen disculpas, no debería sentirse culpable, él no sabía… él nunca lo supo, si alguien es culpable aquí, es Kathryn -ya no llores mi niña.

-Siento mucho decírtelo de esta manera, recién supe la verdad y no sabia como decirte -me disculpo y el vuele abrazarme.

-No es tu culpa, Dios mio, tengo otra hija y es hermosa -suspira y sonrío en su pecho. Me toma por los brazos y me mira a los ojos -tengo que hacer algo, necesito que te quedes aquí con Emma.

Emma llega al estudio al escuchar a su hermano llamar su nombre.

-¿Esta todo bien? -pregunta al encontrarnos con los ojos hinchados de tanto llorar.

-Hablamos más tarde, prestale algún traje de baño a Chloe. Voy a salir un momento, quédate con las niñas -dice apresurado, Emma asiente intimidada por su hermano.

-¿Dónde vas? -pregunto


-Voy hablar con tu madre -me da un beso en el cabello y se retira de manera urgente. Oh Dios, la va a enfrentar… Kathryn se va a enojar tanto conmigo.



*Alexander*




He llamado a Chloe como un loco desquiciado, odio que sea tan despistada y nunca responda el teléfono. Lo se, soy un paranoico… pero el tenerla lejos de mi, el no saber nada de ella, me desespera… Necesito saber donde esta, que hace, con quien está. Llamo a Beth y me responde Sebastián.

-¿Sabes algo de Chloe? -pregunto molesto, no dejo que me responda -la estoy llamando y no me responde.

-Hombre, dale un respiro -resopla.

-Sabes que no soy capaz de hacer eso, ¿sabes algo de ella o no? -no soporto que se desaparezca así como así. Siempre hace lo mismo, después vuelve molesta por algo y se aleja de mi.

-Hace como tres o cuatro horas salió a la farmacia y no ha regresado, la llame pero no me respondió. Lo siento hombre -resopla resignado. Tres putas horas y no me había llamado… 

-¿Acaso soy el único que se preocupa por ella? -murmuro molesto. ¿Dónde demonios está esa mujer metida?

-Oye, yo me preocupo por ella… Beth está aquí bastante enferma, no puedo tampoco controlar a Chloe como si fuera una niña… ¿Sabias que tiene veintitrés años verdad? déjala respirar y controla esos impulsos dominantes que tienes. -dice bastante molesto. Tiene razón, pero… no puedo controlarme. Me desespero si no se nada de ella.

-Gracias -murmuro antes de terminar la llamada.

Escucho el timbre de la puerta sonar y corro a ver si es Chloe, cuando estoy llegando al último escalón Kathryn abre la puerta y entra el jefe de Chloe molesto. Veo como ella se pone nerviosa y le pide se baje la voz, le toma la mano y lo lleva hasta la sala de estar. Lena me mira y automáticamente me acerco a la puerta para escuchar su discusión.

-Alex, sal de ahí… No puedes estar escuchando las conversaciones ajenas -Lena me reprende, pero estoy seguro que están hablando de Chloe.

-Shhh, no me dejas escuchar -le digo a Lena y ella se queda a mi lado. No es tonta, también quiere saber qué pasa.

-¿Cómo es posible que no me dijeras? -grita Anthony -ocho años que murieron tus padres y no fuiste capaz de buscarme… tenías treinta años, ya no eras una niña.

-Tony, déjame explicarte -Kathryn suena como si estuviera llorando. ¿Que pasa entre ellos dos?

-¿Explicarme que? Eres una cobarde… ¿Como es posible que me ocultaras algo así? Eres la peor persona que he conocido, no solo me ocultas la verdad, sino que también tratas a Chloe como si fuera basura… ¿Cual es tu problema? -Anthony grita de manera desenfrenada. Está muy enfadado. No entiendo qué tiene que ver Chloe en su discusión, tampoco entiendo de donde ellos se conocen y qué relación tienen… pero si afecta a Chloe, es de mi incumbencia.

-Tony, es su culpa… -Kathryn llora -ella no debió enterarse nunca… ella no debió decirte nada… 

-No culpes a Chloe, no tienes ningún derecho después de abandonarla y tratarla como la has tratado todos estos años…


El timbre vuelve a sonar y Lena corre abrir la puerta. Voy a ver esperando que sea Chloe, pero es Britney.

-Alex -corre hacia mi y me abraza. Esta ebria, se tambalea y la sujeto de la cintura para que no caiga al suelo.

-¿Estas bien? ¿Has estado tomando? -le pregunto, ella no es de tomar y aunque nuestra relación terminó, quedamos en buenos términos… 

-Te extraño -murmura. Oh nooo…. esto no es bueno.

-Britney, sabes que nosotros no estábamos bien juntos, ya era momento de terminar. Además, tu sabes que yo quiero a Chloe. -intento explicarle, aunque con su ebriedad no tiene sentido.

-Apuesto que ella no sabe cómo eres en realidad, ¿le has contado? ¿le has hecho las cosas que te encantaba hacerme? apuesto que ella no se va a dejar que le hagas todas esas perversidades que me hacías a mi -se explica enojada y tambaleándose hacia mí, intenta besarme.

-Britney, basta… con ella es diferente, es mejor que te vayas -la tomo del brazo para sacarla de mi casa. Esta muy ebria y no es bueno que hable de mas aquí, si alguien la escucha… o peor aún… si Chloe ve esto, hasta aquí llega lo nuestro.

-Eres un pervertido y nada bueno le puedes dar a ella… Ella es tan buena e inocente, no sabes el daño que le vas hacer… se que va a sufrir, tu la vas hacer sufrir -grita enojada. Estoy asombrado con todo lo que me acaba de decir, hay algo de cierto en todo eso… pero yo jamas le haría daño a Chloe, ella es mi vida entera. 

No sé en que momento Britney se lanza hacia mi y me toma desprevenido, me besa salvajemente. Me la quito de encima con la ayuda de Lena quien se la lleva fuera de la casa para buscarle un taxi. Al darme vuelta, Kathryn está con los ojos hinchados de tanto llorar, mirándome sorprendida por el espectáculo de Britney y Anthony me mira con furia en sus ojos. Anthony se acerca a mí de manera amenazante.

-No quiero que te acerques a mi hija nunca más -me grita tomándome por el cuello de mi camisa. ¿Su hija?

-¿Lizzie? -pregunto confundido.

-Chloe -dice furioso, mira a Kathryn y dice -voy a enviar a alguien por sus cosas, Chloe no va a volver a pisar esta casa nunca -y sale de mi casa. ¿Su hija? ¿Chloe es su hija?

-Hijo de puta -grita Kathryn llorando al darse vuelta y subir a su habitación.

Lena y yo nos miramos sin entender nada. Chloe es hija de Anthony, mi Chloe es hija de su jefe… No entiendo nada… ¿Cómo es capaz de prohibirme que vea a Chloe? Tengo que hablar con Chloe, tiene que explicarme que pasa. El no me puede prohibirme nada… Nadie puede alejar a Chloe de mi, eso no lo voy a permitir. Subo las escaleras detrás de Kathryn, ella me va a dar una explicación… a menos que quiera que vaya donde mi padre y le cuente lo que acaba de pasar. Entro a su habitación y no la encuentro, ya se donde esta… justamente como pensé, Kathryn está en la habitación de Chloe recogiendo algunas cosas.

-¿Qué es eso que acaba de pasar? -pregunto al entrar. Kathryn me mira molesta.

-¿Que te importa? -resopla -Oh… ahora entiendo todo, ¿desde cuando te acuestas con Chloe? -pregunta molesta.

-¿Y eso que te importa? ¿Porque ese hombre no me quiere cerca de ella? ¿Porque dice que Chloe es su hija? -grito hecho una furia.

-Porque es su hija y luego de lo que escuche y lo bien que te conozco, te voy hacer la misma advertencia… Aléjate de Chloe, ya bastante daño le he hecho yo para que tu vengas y la termines de destruir -dice de manera amenazante. Ahora todo tiene sentido…

-Tu eres su madre… Chloe es tu hija, por eso eres así con ella, por eso la controlas en todo… -digo sorprendido. Kathryn es su madre, entonces ¿como es capaz de tratarla como la trata?

-No te atrevas decirle a tu padre -vuelve amenazarme -le dices a tu padre que Chloe es mi hija, se va a enterar de tus visitas a ese club privado y que te estas acostando con mi hermana… ni una sola palabra, o Chloe se va a enterar de todo lo que eres capaz.

-No me amenaces -le enfrento.

-Chloe jamas querrá estar contigo sabiendo como eres en realidad, yo no tengo voz ni voto para prohibirle… yo no soy nadie en su vida, nunca lo fui… pero su padre no se lo va a permitir… -me desafía -¿crees que me siento bien al saber que mi hija me odia? Nooo, pero eso es lo que me merezco por haberla abandonado, por haber sido una cobarde… soy la peor madre del mundo. 

-Chloe no es capaz de odiarte -resoplo -podrás ser una bruja, pero ella no te odia… 

-Yo me odio, nunca he sabido que hacer… nunca he podido ser quien ella necesita, pero de algo estoy segura… Yo no merezco su cariño, no merezco su amor ni su perdón… pero tu tampoco… ella no merece amar a alguien tan dañado como tu -sale de la habitación tirando la puerta tras ella… Tiene razón… Chloe no sabe el tipo de persona que soy… yo no merezco su cariño, ella es tan inocente y yo la he llevado por el peor camino… aunque duela admitirlo, soy igual que Kathryn.



*Chloe*




-Quiero que vengas a vivir aquí, con nosotros -dice mi padre -ya hable con Jennifer y está a bordo… eres una Rush, ya no serás su asistente… eres mi hija.

-Yo no puedo vivir aquí, soy tu hija… pero de otra mujer, eso no es justo para Jennifer -digo suavemente. 

-No te estoy preguntando, eres mi hija… he perdido veintitrés años, no quiero perder ni uno más -esto es lo que significa tener un padre… 

-Pero… Kathryn 

-Kathryn nunca supo valorarte, no te quiero en esa casa… No te estoy imponiendo, simplemente no te quiero ahí… ¿Quieres un apartamento? ¿Quieres una casa? Lo que quieras… -ofrece tranquilamente.

-No puedo aceptar nada de eso -esto no puede estar pasando… -no te sientas culpable -murmuro agachando el rostro… es solo eso… está intentando mitigar la culpa de no haber estado conmigo.

-¿Como quieres que me sienta? Nunca te vi cuando comenzaste a caminar, no te enseñé a conducir bicicleta… ni siquiera un auto… me he perdido toda tu vida -sus ojos se llenan de lágrimas… le abrazo y él me aprieta fuertemente a su cuerpo.

-Vamos hacer algo… me voy a mudar con Beth por completo y voy a continuar trabajando en la boutique… por favor no seas ese papá controlador y obsesivo -río en su pecho. 

-Esta bien, pero ese novio tuyo no me gusta para nada -excelente… esto era lo que me faltaba… tener un papá celoso.


Jennifer lo ha tomado mejor de lo que pensaba, esta mas que contenta de que sea parte de la familia. Hemos decidido aun no decirle a Lizzie, Anthony y Jennifer dicen que no habrá ningún problema con ella… pero una cosa es que seamos amigas, casi hermanas… a ser hermanas hermanas. 


Llego a casa de Beth exhausta, el día ha sido más largo y complicado de lo que pensaba. El apartamento está en silencio, ¿Sebastián seguirá aquí? Espero que Beth este mejor. Soy la peor amiga del mundo. Voy directo a mi habitación, me doy una ducha y me duermo en un instante.


Despierto del susto, son las tres de la madrugada, acabo de recordar que tengo novio y no lo llame en todo el dia de ayer. Alexander debe estar furioso. Busco mi celular por todas partes pero no lo encuentro, excelente… perdí mi teléfono.  Voy a la cocina para llamarlo desde el teléfono del apartamento, la nevera está abierta y Sebastián me tambalea buscando algo.

-Hola -digo suavemente evitando asustarlo.

-Chloe, no sabes el susto que nos has dado -me reprende -Beth estaba muy preocupada porque no sabía nada de ti… y Alexander me llamo a culparme porque no contestabas tu teléfono.

-Lo siento, no se donde esta mi celular… a eso vine, a llamarlo desde aquí… -pienso bien las cosas -mejor lo llamo mañana, es capaz de llegar aquí a esta hora. ¿Siempre ha sido así de controlador? -el es su mejor amigo, debería saber.

-Algo así -murmura evitando el tema. ¿Que me oculta? -voy a dormir, Beth está un poco mejor.

-¿Donde estas durmiendo? -pregunto al no ver sábanas en la sala y el cuarto de huéspedes estaba recogido cuando llegue.

-Ehhh -piensa bien antes de responderme y ya se su respuesta… sonrío al verlo avergonzado -con tu amiga.

-Ok, que descanses -doy media vuelta y me voy a mi habitación.


He llamado a Alex más de siete veces, no es normal en el que no me responda, no se porque razón siento como si me estuviera evitando. Vuelvo a llamarlo luego de desayunar, pero de nada vale… sigue sin responderme. Sebastián está terminando de prepararle el desayuno a Beth, por mas que le pregunte que le pasa a Alex, no me dice nada. Lo peor de todo, es que soy una cobarde y no quiero ir a su casa… lo menos que quiero es encontrarme con Kathryn. 


Segundo día que Alex no me responde el teléfono, ayer busqué mi teléfono en casa de mi padre, solo tenía varias llamadas del dia anterior. Ya es preocupante que no conteste, llamo a la casa y Lena me responde.

-¿Esta Alex? Llevo dos días llamándolo y no me responde -le digo a Lena.

-Ehhh… no creo que este -responde nerviosa… ¿Alexander se está escondiendo de mi? -creo que salió con su hermana.

-Lena, no me mientas.

-Ok, me dijo que no le pasara llamadas, incluyendo las tuyas, ya van dos días que no sale de su habitación… No me preguntes que le pasa, porque no lo se -se disculpa -lo siento Chloe.

¡Maldición! ¿Que rayos esta pasando? 

-Chloe, ¿no has pensado volver a París? -Jennifer me saca de mis pensamientos. ¿yo? ¿volver a París? mi cara debe ser de sorpresa porque rápidamente se explica -tu padre quiere poner una boutique ahí, él cree que es buena idea que te encargues tú.

-No creo que sea buena idea, yo solo soy tu asistente y apenas estoy comenzando a entender el negocio -me excuso. ¿Cómo pretende que yo lleve una boutique en París? ¿Acaso olvida que París es la capital de la moda? Yo no puedo con eso, es demasiado para mi.

-Vamos, Chloe eres la hermana de mi hija, eres como una hija para mi...además, de llevar la boutique a París, yo te voy ayudar… sabes que cuentas conmigo para lo que sea.


Evito el tema de París el resto de la tarde, solo tengo mente para una sola cosa… bueno, para solo una persona… Alexander Lewis. ¿Porque me evita? ¿Sabrá lo de Andrew? ¿Me está castigando por no haberle contestado el teléfono hace dos días? 

Estamos saliendo de la boutique cuando Andrew llega justo donde mi. ¿Que rayos hace? Tengo que disimular mi nerviosismo si no quiero que Jennifer se de cuenta.






-Chloe, ¿como estas? -pregunta sorprendido de verme. Me da un beso en la mejilla y me sonríe… Por supuesto, sorprendido …

-Todo bien, ¿y tu? no sabia que estabas en New York -respondo sonriendo. Jennifer tose a mi lado, claramente quiere saber quién es -Andrew, ella es la esposa de mi padre, Jennifer, el es Andrew, mi ex novio. 

-¿La esposa de tu padre? -pregunta sorprendido. Ignoro completamente su pregunta.

-Mucho gusto -dice Jennifer tendiéndole la mano. El teléfono de Jennifer comienza a sonar -es tu padre -responde y se aleja a responder.

-¿Tu padre? Chloe, tus papás murieron hace años -dice sin entender.

-No, mis abuelos murieron hace años… Kathryn es mi madre. Y ahora que por fin me hablas, explícate ¿porque me has estado siguiendo? -pregunto molesta.

-Porque no se como pedirte perdón, se que la cague al dejarte… pero te vi con Alex, el me contó de ti y el bien que le estas haciendo, me dijo que te quiere mucho… -dice tomándome las manos entre las suyas, parece arrepentido, pero no me confío.

-Si la cagaste, se que te acostabas con todo lo que se moviera… Alexandra me contó lo que pasó entre ustedes… ¿porque? -murmuro enfadada, evitando el tema de Alexander. 

-No se -responde apenado. Jennifer señala su reloj para decirme que estamos tarde.

-Me tengo que ir, cuídate -me despido con un beso en la mejilla y me alejo con Jennifer.


De camino al apartamento vuelvo a llamar a Alex, no responde. Jennifer y yo hemos decidido que le diremos a Emma, Stacy y Lizzie la verdad, no creo que debamos seguir esperando cuando casi no salgo de su casa. Anthony me quiere a su lado siempre, Jennifer, es otro caso… me trata como si fuera su hija. Son mejores de lo que pensé, siento ese cariño que no tenía hace ocho años, ese cariño que Kathryn nunca me dio.

-Hoy conocí al ex novio de Chloe -Jennifer dice despreocupada. Todos me miran esperando más información -es guapo -sonríe sin mirarme.

-¿Porque terminaron? -pregunta mi padre. Le miro seriamente, pero es una seriedad que no puedo aguantar por mucho tiempo porque sonrío al instante. Nunca pensé que viviría los cuestionarios de un padre sobre un novio.

-El me termino -no entro en detalles. 

-Ok -todo es silencio… Anthony vuelve a tomar la palabra -Hace muchos años, tenia una novia pero mis papás hicieron todo por alejarme de ella … -oh Dios, les va a contar -hace unos dias la volvi a ver -Lizzie asustada mira a su madre.

-¿Se van a divorciar? -pregunta mi hermana.

-No cariño, deja que tu papá termine de hablar -Jennifer la calma.

-Yo nunca supe que mi novia tuvo un bebé…

-¿Tengo un hermano? -Lizzie vuelve a interrumpir sorprendida. Emma está pálida, ya sospecha porque solo me mira a mi con los ojos llenos de lágrimas.

-Una hermana -dice Jennifer -¿Que opinas de tener una hermana mayor?

-No lo se -Lizzie se encoge de hombros -si es buena gente como Chloe, no hay problema. -sonrío y mi padre asiente dándome permiso de decir la noticia.

-Soy yo, yo soy tu hermana -digo con los ojos llenos de lágrimas. Lizzie salta de su asiento y me abraza fuertemente.

-No lo puedo creer, ¿me están tomando el pelo? -grita abrazada a mi, esto es mejor de lo que esperaba. 

-Nadie te está tomando el pelo Liz, Chloe es tu hermana -dice Anthony quien se junta a nosotras y nos abraza. Nunca imagine volver a sentirme parte de una familia -mis niñas hermosas -susurra en lágrimas.


Mi primer “family game night” junto a los Rush, mi nueva familia. Al parecer es una tradición mínimo una vez al mes jugar juegos de mesa en familia, yo nunca había sido parte de alguna actividad tan familiar, pero es un buen comienzo. En algún momento me siento incomoda, todos tienen esa confianza, esa familiaridad entre ellos, aunque intentan incluirme… siempre hay algo que me aguanta. Sus chistes internos, que me explican, sus memorias...

-Chloe, Lizzie y Stacy hacen trampa… ten cuidado -dice Emma riendo. Sonrío incómoda. Mi celular comienza a sonar. Me salvó la campana. 

-Vuelvo enseguida -digo corriendo a la cocina por el, es Alexandra -Hola -respondo.

-Chloe, ¿como estas? -pregunta. ¿Ella no me va a llamar solo para saludarme?, aunque a su alrededor se escucha mucho ruido, algo pasa con Alexander.

-Bien, ¿que hizo Alex ahora? -pregunto sin rodeos.

-Esta ebrio y pregunta por ti… dice que solo se va de aquí contigo -murmura incomoda.

-No puede ser, llevo tres días llamándolo, tres días y no es capaz de responderme -suspiro molesta -texteame la dirección, voy para allá.














Dale “Me Gusta” a nuestra página de Facebook y no te pierdas de las noticias, adelantos y sorpresas que tenemos para ti















3 comentarios:

  1. Si si si pasame la direccion y voy para alla, mi querida Gla eres la mejor de lo mejor. Te amo amiga!!!! Pero un poco menos q mi sobrina jajajaja

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante… ¡No te vayas sin dejar tu huella!